Miguel Ángel

Diplomado como pedagogo por l'École Intermationale de Théâtre LASSAAD

Bruselas

IMG_0746_edited.jpg

Diplomado como sinergólogo por ESSIN.

Disciplina de decodificación y lectura de la comunicación no verbal no consciente

Madrid

Experiencia pedagógica con 24 nacionalidades diferentes

Formaciones en 5 países.

Madrid

Formaciones para Estudio GUTIM

España - Italia - Bélgica

Profesor en Universidad de Lille3

Francia

Profesor en International Ballet School

Bélgica

Profesor en École LASSAAD

Bélgica

Colaborador en Empower

España

De donde vengo...

De naturaleza curiosa e inquieta siempre me ha interesado conocer otras culturas, otros idiomas y entender qué une y qué separa al ser humano independientemente de su credo, nacionalidad o creencias.

 

Este interés en descubrir y entender la naturaleza humana me ha llevado a vivir en Inglaterra y en Bélgica durante más de 13 años, poder trabajar con personas de más de 24 nacionalidades diferentes y comunicar en 4 idiomas.

Un experiencia que me ha hecho entender que más allá de las barreras creadas, ya sean lingüísticas o culturales, el ser humano posee algo precioso y poco tenido en cuenta que le permite comunicar de manera universal, su inteligencia corporal.

Tras formarme como Traductor simultáneo Inglés- Español, salté a indagar en el Teatro desde la Pedagogía LECOQ, una pedagogía con más de 50 años de historia centrada en el estudio profundo del cuerpo antes de llegar al uso de la palabra poniendo el foco en el aspecto funcional, emocional y relacional del ser humano.

67795441_2374290229478314_62292406757081

Este paso aparentemente casual e inocente en mi juventud cambió mi vida para siempre ya que a partir de ese momento comencé un camino de investigación como actor físico que duraría una década trabajando con diferentes lenguajes teatrales como máscara, teatro de objetos, burlesco,teatro físico tanto en sala como en festivales de calle en distintos países europeos.

Después de entender que se puede emocionar a cualquier público sin tener que hablar su idioma quise volver a la raíz.

Así fue, tras esta etapa como actor- creador, volví a la escuela donde me formé como actor, Ecole Internationale de Théâtre LASSAAD en Bruselas para formarme, esta vez, como pedagogo y aprender las herramientas necesarias para transmitir esta pedagogía tan compleja pero de una gran calidad y precisión.

Todo de mano de un gran Maestro como Lassaâd Saïdi, quien trabajó mano a mano con el precursor de esta enseñanza, Jacques Lecoq. 

Acto seguido después de trabajar como su asistente en sus clases, pasé a formar parte de su equipo pedagógico compartiendo aulas con expertos del arte del movimiento, la conciencia corporal o el trabajo de voz desde la técnica Feldenkrais, como Alain d'Ursel, Catherine Delasalle o Norman Taylor.

Estos años de trabajo en un ambiente con grandes dosis de creatividad y de alta profesionalidad me hicieron crecer como pedagogo y persona.

Desde entonces la pedagogía se ha convertido para mí en un modo de vida y no puedo desarrollarla que desde un enfoque humanista.

Enseñar y ayudar a las personas a poder entenderse mejor,

ser más creativas, más sinceras con ellas mismas...

En definitiva, a estar más vivas.